Contacto Síguenos en:
TAXIS-AEROPUERTOS-OPINION

COFECE-058-2016

• Propone transitar de un modelo de acceso restringido o exclusivo de ingreso a los aeropuertos a uno abierto, que permita la entrada de cualquier agente económico que cumpla los requisitos aplicables.
• Recomienda eliminar la opinión de los administradores aeroportuarios, como requisito previo para que la SCT otorgue permisos para prestar este servicio.
• La entrada de más participantes en el mercado generaría mayor oferta y tarifas más bajas en beneficio de los usuarios.

Ciudad de México, 17 de noviembre de 2016.- La Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE o Comisión) recomendó al Congreso de la Unión y a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) modificar la normatividad que aplica a los prestadores del servicio público de autotransporte de pasajeros en su modalidad de taxi, desde los aeropuertos nacionales, y transitar del actual modelo de acceso exclusivo o restringido a uno abierto.

La medida promovería la competencia y libre concurrencia en estos mercados, toda vez que permitiría el libre acceso de cualquier agente económico que preste este tipo de servicio y cumpla con los requisitos correspondientes.

De acuerdo con la experiencia internacional, el acceso restringido, que actualmente prevalece en estas instalaciones, provoca ineficiencias, ya que los taxis autorizados, cuando realizan un servicio, regresan a los aeropuertos sin pasajeros, lo que implica costos adicionales de combustible y tiempo, además deben pagar por conceptos de acceso y estacionamiento en las instalaciones aeroportuarias, todo ello incrementa el precio para los usuarios.

Asimismo, en el caso de los aeropuertos mexicanos, para que la SCT otorgue estos permisos, requiere la opinión favorable por parte del administrador aeroportuario, sin embargo la normativa no establece los supuestos que se deben considerar para tal efecto, lo que genera discrecionalidad y restringe artificialmente la oferta de unidades.

Finalmente, como sólo se permite la operación de ciertas asociaciones a las que concesionan el servicio, se generan condiciones preferenciales para las agrupaciones ya establecidas y la exclusión de otros agentes económicos. Un ejemplo de esto fue la sanción de 63 millones de pesos, que recientemente impuso la Comisión al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) por incurrir en una práctica monopólica relativa conocida como “discriminación de trato”.

Los taxis son el principal medio de transportación terrestre desde y hacia los aeropuertos nacionales y su costo puede representar una parte importante de lo que un pasajero desembolsa para hacer un viaje. En 2015, este tipo de transporte atendió a 29 millones 851 mil viajes, de acuerdo a la Estadística Base de Autotransporte Federal de la SCT.

Así, la COFECE recomienda hacer modificaciones a la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal y del Reglamento de Autotransporte Federal y Servicios Auxiliares, para:

1. Eliminar las barreras a la entrada en el servicio de autotransporte de pasajeros en los aeropuertos nacionales. Para ello, la SCT otorgaría los permisos respectivos a todos los solicitantes que cumplan con los requisitos aplicables, sin necesidad de contar con la opinión del administrador aeroportuario que hoy es obligatoria.

Con ello se permitiría que los taxis locales, agrupaciones o empresas de redes de transporte, que cuenten con dicho permiso, tengan libre acceso a las instalaciones aeroportuarias, previo pago de una cuota (tarifa de acceso), la cual se ajustaría, a la baja o alta, según las condiciones de oferta y demanda.

2. Garantizar que la normatividad respectiva se limite a tutelar objetivos de seguridad y calidad, sin limitar artificialmente la oferta o incluir requisitos que pudieran excluir de manera injustificada a potenciales competidores. Es decir, se deberá revisar que los requisitos para obtener el respectivo permiso abonan a estos fines.

El modelo propuesto, utilizado en diversos aeropuertos del mundo –como es el caso de Boston, Miami, Houston, San Francisco, Zúrich y París– generaría más oferta y presionaría las tarifas a la baja en beneficio de los consumidores. Al mismo tiempo, generaría mayores oportunidades para que los agentes económicos participen en este mercado.

Para conocer la opinión completa da clic aquí

– 000 –

  UN MÉXICO MEJOR ES COMPETENCIA DE TODOS

La Comisión Federal de Competencia Económica vela por la competencia y libre concurrencia. Con ello, contribuye al bienestar de las personas y al funcionamiento eficiente de los mercados. Con su trabajo busca mejores condiciones para los consumidores, que se ofrezcan más servicios de mayor calidad y que haya “un terreno de juego parejo” para las empresas.