Uno de los factores que más afectan la libre concurrencia, la competencia y el crecimiento económico es la falta de acceso a insumos que son imprescindibles para la producción de bienes y servicios. En estos casos, la asignación óptima de recursos requiere, por un lado, que los usuarios accedan al insumo a precios eficientes y en las cantidades, calidades y oportunidad necesarias. Por el otro, que los propietarios del insumo reciban la remuneración justa para seguir ofertándolo en términos eficientes e invertir en las mejoras técnicas posibles para su producción.

Otros factores que pueden impedir el acceso de competidores o limitar su capacidad para contender en los mercados son aquéllos que se constituyen como barreras a la competencia y la libre concurrencia. Tales factores se pueden encontrar en las características estructurales de los mercados, ciertos hechos o actos de Agentes Económicos, así como en disposiciones jurídicas emitidas por cualquier orden de gobierno.

Para asegurar el acceso a un insumo esencial controlado por uno o más agentes económicos con poder sustancial en el(los) mercado(s), o eliminar barreras a la libre concurrencia y la competencia, la COFECE está facultada para investigar los elementos que hagan suponer que no existen condiciones de competencia efectiva en un mercado, debido a la presencia de alguno de estos factores.

El procedimiento para determinar la existencia de insumos esenciales o barreras a la competencia se encuentra previsto en el artículo 94 de la Ley Federal de Competencia Económica (LFCE) y las Disposiciones Regulatorias correspondientes. El artículo 60 de la LFCE señala los elementos que se deben considerar para determinar la existencia de un recurso esencial.

En caso de que se observen afectaciones a la competencia derivadas de la existencia de un recurso esencial o de barreras a la competencia, la COFECE también está facultada para proponer las medidas correctivas que considere necesarias para eliminar las restricciones al funcionamiento eficiente del mercado investigado, y en caso de ser necesario, podrá solicitar una opinión técnica no vinculatoria a la dependencia coordinadora del sector o a la Autoridad Pública que corresponda respecto de dichas medidas correctivas.

Las medidas que la COFECE podrá recomendar para que se garantice el acceso al insumo esencial incluyen modalidades de acceso, precios o tarifas, y condiciones técnicas y de calidad, entre otras. Cuando estas medidas no sean suficientes para solucionar el problema de competencia identificado, podrá resolver sobre la desincorporación de activos, derechos, partes sociales o acciones del Agente Económico involucrado, en las proporciones necesarias para eliminar los efectos anticompetitivos.

Las medidas correctivas que se impongan al titular del insumo esencial podrán quedar sin efectos cuando existan los elementos que muestren que han dejado de reunirse los requisitos para que dicho insumo sea considerado como esencial.

Para eliminar barreas a la competencia y la libre concurrencia la COFECE ordenará al Agente Económico correspondiente que elimine la barrera de que se trate. En el caso de disposiciones jurídicas que indebidamente impidan o distorsionen la libre concurrencia y competencia en el mercado, notificará su resolución las autoridades competentes para que, en el ámbito de su competencia y conforme los procedimientos previstos por la legislación vigente, determinen lo conducente.